Escogimos este lugar, inmerso en la naturaleza, para realizar nuestro proyecto de vida.

La gran mayoría de nosotros fuimos scouts. Descubrimos que, estar en la naturaleza rodeados de muy buenos amigos vivenciando los valores del escultismo, nos daba un sentido más profundo y permanente en la búsqueda de querer ser “siempre mejor”, como lo dice la máxima scout.

Construimos nuestras casas
en medio de un bosque, que con los años se ha ido transformando en un parque.

Hace más de treinta años escogimos este lugar, inmerso en la naturaleza, para realizar nuestro proyecto de vida. La gran mayoría de nosotros fuimos scouts. Descubrimos que, estar en la naturaleza rodeados de muy buenos amigos vivenciando los valores del escultismo, nos daba un sentido más profundo y permanente en la búsqueda de querer ser “siempre mejor”, como lo dice la máxima scout.

Construimos nuestras casas en medio de un bosque, que con los años se ha ido transformando en un parque.

A lo largo de estos años hemos aprendido que la naturaleza es un entorno propicio para el desarrollo y el encuentro con la Superior, que es posible ser feliz y encontrar una vida llena de sentido para nosotros y los demás.

Construimos nuestras casas en medio de un bosque, que con los años se ha ido transformando en un parque.

A lo largo de estos años hemos aprendido que la naturaleza es un entorno propicio para el desarrollo y el encuentro con la Superior, que es posible ser feliz y encontrar una vida llena de sentido para nosotros y los demás.